ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent Estoy solo.

Estoy solo.







A veces los días pasan demasiado lento, incluso dejo de escuchar el tic tac del reloj, me pesa el vacío y el silencio puede llegar a ser muy abrumador, me pesa en los oídos y me deja sin ganas de estar a solas. 
El teléfono está mudo, el timbre tiene colgado telarañas y las ventanas están grises igual que el reflejo de las nubes que se ven a lo lejos. 
La vida parece ir lento, mis pasos parecen inmóviles, mi voz pesa demasiado en este espacio, parece cubrir todo el ambiente golpeándome los oídos, me callo entonces y respiro, estoy solo.

Paulina Brcs


Publicar un comentario

0 Comentarios