ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent La fe ciega

La fe ciega










Hola! ✋🤸

Cómo algunos sabrán en Instagram escribo textos diarios sobre espiritualidad, en esa hermosa comunidad que se ha creado he tenido lazos con personas geniales y muy creativas como el equipo de @nitancultospodcast que desde un inicio del lanzamiento de #Oceanosdefuego han estado presentes.

Está vez Nitancultos ha lanzado un reto y me han nominado, así que me puse manos a la obra y salió un texto con tiro a ser un thriller psicologico lleno de metáforas xD

Queda abierto completamente a sus comentarios ✨👁️👣


👁️🔍😵 La fe ciega 



Son las 2 de la mañana, mis pies están cansados de la vida que llevo, salgo de la habitación y me deslizo por la casa hasta llegar a la puerta de la ciudad, camino sin rumbo hasta llegar a este sitio. Una especie de iglesia, esos sitios que hace años no frecuento y que incluso había olvidado que existian, me quedo atónito frente a ella, estoy con el cuerpo congelado y los labios de la boca rotos de frío, giro mi vista hacia la parte alta de la iglesia y dentro de aquel espacio que deja ver a interior noto unos ojos rojos, me clavan la mirada fríamente sin cuidado y sin permiso, algo dentro de mi se enciende y pone mi corazón a latir de miedo, doy un paso hacia atrás, pero al hacerlo mi sorpresa es que alguien detrás mío me ha tomado con sus brazos enormes, me abraza y me envuelve en su cuerpo haciéndome perder el control total...me he perdido.

Mis ojos permanecen abiertos, y frente a mi ahora están los dos ojos rojos perpetuado la inexistencia de mi fe. 
Me duelen los pies, los ojos penetran los míos y me vuelvo otro ser completamente diferente, mis pies me gritan, hay algo en ellos que piden a gritos ser devueltos a mi alma, mis pies son los únicos que conservan aquel minúsculo peso de lo que resta de mi. El ser que ahora soy está repleto de energía, me golpea los pies contra el piso, y al hacerlo algo dentro de ellos reclaman a la tierra su cuerpo, las venas de mis pies se extienden hacia arriba de todo el cuerpo que ahora me envuelve, se elevan hasta el cielo como pequeños rayos que iluminan el cuerpo. 

Y si, la iglesia sigue intacta siendo testigo de lo que presencia, el edificio sigue inmerso en sus rocas observando como mi cuerpo hace el intento de conservar su vida. La lucha de mi cuerpo contra esto que me invade me hace moverme hasta llegar a la puerta que era testiga, la madera se rompe a la fuerza de nosotros, y sin darnos cuenta estamos dentro, en un forcejeo la vista me da hacia un cristal, sigo teniendo los ojos rojos en mi, mi cuerpo sigue brillando con las venas y sin pensarlo me llevo las manos a los ojos y trato de arrancarmelos, lo consigo, acto siguiente con los ojos colgando de mis manos en tiras de sangre, mi cuerpo vuelve a ser el mismo de antes, aquel cuerpo que había luchando contra mi se desvaneció, mis pies antes cansados ahora los siento tibios, y aunque no puedo ver a mi alrededor, me siento libre, como si toda mi vida hubiera esperado esa lucha. Me siento sin necesidad de ver lo que tengo frente a mi, sin esperar entender lo que he salido a buscar cuando salí de madrugada, ahora sin ojos que puedan juzgar, me he quedado con aquello que creía perdido, mi fe. 
La fe en mi ahora es ciega.

@Paulinabrcs


Copyright © Paulina Brcs. Todos los Derechos Reservados.

Si te ha gustado te invito a que charlemos, deja tu comentario.
Me encuentras en Instagram y redes sociales como @Paulinabrcs

YouTube
Canal de cortometrajes: Infinitos Mentales
Canal de Arte para el corazón: AmarTe Mas


Publicar un comentario

0 Comentarios